Editorial

La primera “Convención Nacional Bautista de Venezuela”, reunida en Acarigua, Edo. Portuguesa, durante los días 7 al 12 de agosto del presente año, dispuso la publicación de un periódico mensual que fuese su órgano oficial de propaganda y de información a las iglesias por ella desarrolladas y fiel expresión de sus fines y propósitos, entre los cuales destacamos, por su transcendencia social y contenido ético de la letra “d” que dice textualmente: “Difundir los principios del cristianismo en lo que añade a la moralidad pública, la consolidación de la familia, la paz, la honestidad, y todo aquello que, según las doctrinas del Evangelio, contribuya al mejoramiento social”.

            Será este vocero continuador entusiasta y clamoroso de los principios históricos de nuestra denominación bautista, y por tanto luchara tesoneramente por una completa, justa e imparcial libertad para todos los hombres; por los derechos inalinables del alma individual para resolver bajo la dirección de Dios sus problemas espirituales o religiosos sin la interferencia del sacerdote o de cualquier otro obstáculo; por la separación entre la iglesias y el estado como único acuerdo justo entre las relaciones que gobiernan a los hombres interior y exteriormente, entre la conciencia y la ley, entre Dios y el Cesar; por el derecho del hombre común para leer las escrituras en su idioma nativo examinado libremente las doctrinas en ellas contenidas; por la forma de vida democrática para la iglesia y para la nación como fórmula de convivencia pacífica; por el reconocimiento de la igualdad y fraternidad humanas hallando su más alta expresión en el mandato del Maestro “Ama a tu prójimo como a ti mismo”; por la implantación del reinado espiritual de Cristo en cada corazón como la respuesta divina a todas las angustias, perplejidades y problemas humanos.

            Se ha querido unir el nombre de nuestro vocero el recuerdo de la primera publicación bautista que viera la luz de nuestro país, la revista “Luminar” que publicara hace algunos años en Acarigua nuestro colaborador el Pastor Germán Núñez B. “LUMINAR BAUTISTA” llevara no solo el recuerdo de aquel periódico sino también su espíritu y trayectoria doctrinal con lo cual seguirá irradiando sobre Venezuela la luz redentora de Nuevo Testamento de Nuestro Señor Jesucristo.

            “LUMINAR BAUTISTA” al saludar a las Iglesias Bautistas, a la prensa e iglesias evangélicas como al pueblo venezolano en general, se ofrece como servidor de todos, que quiere dar su aporte humilde pero digno al engrandecimiento de la patria por medio de la causa de Cristo.

“LUMINAR BAUTISTA” ha sido puesto para la defensa y proclamación del Evangelio.

Un verdadero avance y decidido progreso en la obra bautista venezolana es el que marca la organización de la primera Convención Nacional Bautista de Venezuela, la cual se realizó en la ciudad de Acarigua, Edo. Portuguesa, durante los días del 7 al 12 de agosto próximo pasado.

Trabajaron en la organización dos comisiones: la de Organización formada por los hermanos: José Juan Corti (Presidente), Germán Núñez B. (Secretario), José Miguel Requena y Antonio Escalona (Vocales). La otra comisión tuvo como trabajo la elaboración de un ante-proyecto de constitución que se discutió en la primera Convención y estuvo compuesta por los hermanos: Luc Eustache, Ulman Moss y Oscar Galdona. Ambas comisiones realizaron un trabajo digno de todo encomio, y gracias a él, las reuniones se llevaron con un desenvolvimiento excelente. Más parecía una experimentada convención sesionando, que una organización.

La Iglesia de Acarigua presentó una bienvenida a los mensajeros y demás visitantes, la noche del 7 de agosto, acto que fue muy original y solemne: contesto dicha bienvenida un mensajero de la Iglesia Bautista Central de Caracas.

El proyecto de constitución fue discutido por las mañanas. Fueron desarrolladas diferentes temas, asignados a los Pastores y obreros previamente, después de cada reunión de negocios y por las tardes, temas estos que fueron de mucha bendición y para edificación de cada uno de los allí presentes. Por las noches hubo cultos de predicación, con un predicador diferente en cada ocasión. El templo se llenó repetidas veces y el poder del Espíritu Santo se mostró por las profesiones de la Fe, más de 20 personas pasaron adelante públicamente que se decidían por Cristo, aceptándole como su único y suficiente Salvador.

Del informe de estadísticas, podemos extraer lo siguiente: La Convención se organizó con 6 Iglesia: Iglesia Bautista Central de Caracas, Primera Iglesia Bautista de Barquisimeto, Primera Iglesia Bautista de Maracaibo, Iglesia Bautista de Acarigua, Iglesia Evangélica Bautista de Guanare, Iglesia Bautistas de San Nicolás; representadas por la Convención con 16 mensajeros. Estas Iglesia cuentan con más de 240 miembros y una ganancia de 18 durante el primer semestre del año en curso. Han colectado durante este tiempo la suma de Bs. 34.130.00. Las escuelas dominicales cuentan con 587 miembros matriculados, y un promedio de asistencias de 566 personas. Las organizaciones misioneras cuentan una matrícula de 119 miembros y una asistencia promedia de 139 personas. Las Uniones Preparatorias tienen en matricula 254 miembros y asisten en promedio de 266 personas. Sostienen estas Iglesias12 centros de predicación a los que asisten unas 280 personas.

Entre las resoluciones tomadas por la Convención, podemos notar especialmente: Afiliarse a la Alianza Bautista Mundial y a la Alianza Bautista Latino-Americana; hacer de la Iglesia Bautista central de Caracas depositaria permanente de los archivos de la Convención; publicar el boletín de actas de las reuniones a que se refiere la constitución y adjunto a él una copia de la constitución de la Convención; imprimir un periódico mensual que sea órgano oficial, trabajo que se encargó de la junta de publicaciones; enviar un CONSIDERANDO a los hermanos perseguido del distrito Perijá, en el Edo. Zulia, manifestando así su solidarización a su causa, protesta por la persecución injusta a que están sometidos: prestar toda la ayuda posible a la Iglesia Bautista de san Nicolás, en la obra de construcción de su templo y colaborar con ellos en todo sentido encomendando para su ejecución a las juntas competentes; enviar una comisión formada por los hermanos: Ulman Moss, Efrain Silva O, Neftaly Prato G, a la Iglesia “Auxilio Cristiano”, de valle de la Pascua, quienes pidieron ser admitidos en la Convención, para conocer de sus doctrinas y practicas; tener la Segunda reunión en la ciudad de Barquisimeto, durante los días martes a viernes de la tercera semana de mes de Agosto de 1952.

La junta Directiva para la segunda Convención quedo organizada de la siguiente manera: Presidente Oscar Galdon, Secretario Tesorero Gerardo Aché, Secretario de Actas José Miguel Requena, Secretario de Correspondencia Juan José Briceño, Secretario De organización Efrain Silva O, Secretario de Estadísticas Neftali Prato G, Vocales: José Juan Corti, Ulman Moss y Antonio Escalona, Las Juntas por las cuales Trabajaría la Convención durante el año, fueron constituidas así: de Misiones: Ulman Moss, Thomas L, Neely y Oscar Escalona Galdona; de Evangelización: Germán Núñez B, Manuel Prieto y Ramón Mejias: de Educación y Cultura: Juan José Briceño, José Juan Corti y Ana Maria de Prato; de Finanzas: Octavio Gómez, Luc Eustache y Gerardo Aché; de Beneficiencia: Luc Eustache, Agustin Galdona y Alacia Pérez; Judicial: Rafael Alvarado Tovar, José Juan Corti y Alfonso Gravina; y de Publicaciones ; Germán Núñez B, Efrain Silva O, Neftali Prato G.

Quiera Dios que este mismo espíritu desinteresado de trabajo y deseo de colaborar afanosamente para que la Convención realice tantas aspiraciones, no se pierda al disolverse la Asamblea, sino que con más fuerzas permita a cada una de las personas que tienen a su cargo actividades, lo hagan con todo empeño y animación y marche así el evangelio en Venezuela con una Convención que lucha por la Salvación de todos los Venezolanos.